Gone Home

gonehome01

GONE HOME es un juego en primera persona, lo que significa que se trata de una historia real que nos pasa a nosotros en ese mismo momento.

Aunque pueda parecer una obviedad, lo aviso porque eso significa que si el personaje muere, nosotros morimos, del mismo modo que si nos quedamos ciegos en la vida real tampoco veremos en el juego.

La casa de GONE HOME pasa a ser nuestra desde el momento en que empezamos a jugar, pero se puede dar el caso poco probable de que haya más de una persona que juegue a este juego. ¿Qué ocurriría entonces?

La ley es clara al respecto, y establece que en el caso de que una persona juegue a GONE HOME, la casa es suya, y si otra persona juega a GONE HOME, la casa es suya también, ya que vendrían a ser la misma persona.

Extrapolando esto al modo real (o como llaméis vosotros a todo lo que no es videojuego), nos encontramos con que la casa de uno de los jugadores pasaría a pertenecer a ambos, y viceversa. Sus familias también serían las mismas. Si un padre y un hijo jugaran a GONE HOME, el hijo pasaría a ser padre de sí mismo.

gonehome02

La casa más desaprovechada de la historia

Dejemos de lado todo el tema legal, y hablemos del juego en sí.

SAM es una joven marinera que vuelve a casa tras participar en la Guerra del islote de Perejil, por lo que sufre estrés postraumático.

Eso le hace imaginarse que tiene una familia, aunque en realidad no vive con nadie más. De hecho, ni siquiera es su casa, y no entiende por qué tiene la llave de la puerta.

Entonces descubre que la tiene porque se la robó al dueño tras darle un palazo en la cabeza en la misma entrada de la casa, ya que ponía la música demasiado alta a las 12 de la mañana, y a ella le gustaba levantarse a las 12:30. Podían haber intentado llegar a un acuerdo, pero no se dio el caso.

Un día cuando SAM volvía de la guerra y estaba comprando el pan antes de regresar a la guerra, se encontró con su vecino, quien le acusó de que en un futuro le robaría las llaves y se colaría en su casa. Es aquí donde viene el giro de guion, ya que al final se descubre que la casa sí pertenecía a SAM, y todo lo demás es parte del estrés postraumático, y así se inicia el juego, haciendo como que nada ha pasado, pero al final hay otro giro de guion donde se descubre que todo esto me lo he inventado.

La ha clavao

Una vez en el interior de la casa, SAM tiene que encontrar el mayor número de papeles posible, ya que su familia coleccionaba todos los papeles de la historia y los dejaban tirados por la casa para que SAM los buscara en algún momento de su vida, y ese momento es AHORA.

La familia de SAM tiene otro hobby igualmente interesante, como es tener casi todas las cosas metidas en cajas, para evitar que los diseñadores tengan que dibujarlas. Es un gesto muy amable por su parte.

Además, para hacer el juego más interesante, dejan algunas puertas del interior de la casa cerradas con llave, como la que comunica con la cocina. Lo más normal del mundo, y si vosotros no hacéis lo mismo sois los verdaderos raritos, así que antes de juzgar a ver si nos informamos un poco.

Que os pensáis que lo sabéis todo.

2 comments to Gone Home

¡Sé buena persona y comenta!